▷Sistema constructivo VP

Qué es el sistema constructivo VP

El sistema constructivo VP, es un sistema constructivo de viviendas de nueva generación, constituido por grandes muros de hormigón que se traban entre sí formando una estructura monolítica.
 
Una casa construida con el sistema VP, es una vivienda caracterizada por su solidez, durabilidad, diseño, calidad y economía.
 

Su diseño moderno y aplicable a cualquier tipología, sin duda es un sello diferenciador que las hace, unas viviendas de nueva generación y adaptadas a las nuevas tecnologías.

El espacio de una casa VP no es solo lo que queda contenido entre cuatro paredes, sino que incorpora el espacio exterior circundante como propio.

El sistema de ensamblado de módulos de hormigón armado se realiza de forma muy precisa y con potentes grúas.

La estructura básica se construye en un plazo de tiempo realmente breve, abaratando notablemente los costes económicos con respecto a los de una vivienda tradicional.

Por otro lado, el sistema VP permite ampliaciones posteriores. De esta forma se podrá optar por realizar una ampliación de la vivienda, con el mismo sistema, cuando en el futuro se considere necesario.

sistema_ac
esqueleto hormigon

Capacidad estructural.

paredes hormigon

La estructura la forman los propios paneles de hormigón. Se aúnan en ellos la fachada y la estructura, eliminándose las “mochetas” y demás rincones típicos de una casa con estructura convencional de pilares y vigas.

La sólida construcción de las viviendas VP, son producto del ensamblado de los diferentes módulos de hormigón armado mediante grúas de alta precisión.

Dada la capacidad portante de los muros, la casa tiene unos coeficientes de seguridad, es decir, una capacidad estructural, muy superior al de una vivienda convencional.

Los muros de hormigón se arriostran entre sí mediante perfiles en la cabecera y mediante muros dispuestos perpendicularmente.
Los muros se apoyan en una losa de hormigón adecuada a las exigencias del terreno.

El sistema constructivo VP permite una adaptación a cualquier tipo de terreno ya que las acciones que las viviendas transmiten al terreno están repartidas en toda su superficie, a diferencia de los sistemas tradicionales que concentran todas las cargas en los pilares.

Los elementos utilizados para la formación de forjados son placas nervadas de doble T de hormigón prefabricado que apoyan sobre los muros portantes y que con el hormigonado en obra de los zunchos de atado y de la capa de compresión forman una estructura monolítica que aportan a la vivienda una gran resistencia mecánica.

La cubierta puede presentar cualquier tipología, cubiertas inclinadas o cubiertas planas.

La fiabilidad del sistema VP está garantizada, por ello es el usado habitualmente en la mayoría de la edificación europea de calidad.

Aislamiento y seguridad.

El aislamiento integrado en las viviendas VP trabaja de barrera física con el exterior manteniendo una total incomunicación con los agentes externos (lluvia, viento, frio, calor, ruido…).

Este aislamiento se completa en las uniones de los paneles de hormigón, con la aplicación de aislantes especiales consiguiendo técnicamente muros continuos.

Actualmente el Código Técnico de Edificación (CTE, normativa española ) propone que se construya con la posición de capas que utiliza el sistema VP, realizando una envolvente térmica completa.

La disposición del aislamiento permite garantizar una durabilidad mayor de la estructura, dado que previene movimientos de la misma por los cambios de temperatura exterior, haciéndola mucho más estable.

La resistencia de los paneles de hormigón unidos a unos sólidos cerramientos dispuestos delante de los cristales de seguridad de la vivienda hace que la casa se pueda cerrar como una caja de seguridad.

pabellon modulos pefabricados

Confort y energía

Las viviendas se han pensado con un planteamiento bioclimático.
En invierno la densa estructura absorbe gratuitamente el calor del sol, para radiarlo de noche, mientras que en verano la inercia térmica de los muros de hormigón y el espesor del aislamiento, mantendrán la casa fresca.

Al disponer la estructura en la cara interior del aislamiento toda la masa de la estructura, (formada por grandes paneles de hormigón de una inercia térmica considerable), mantendrá la temperatura de la casa, produciendo un efecto de confort placentero tanto en invierno (despidiendo el calor acumulado), como en verano (ofreciendo frescor), recordándonos a la sensación tan confortable de las casas de nuestros antepasados.

El aprovechamiento de la inercia térmica del edificio  nos lleva a un considerable ahorro en el consumo energético del edificio.

La opción de la incorporación de sistemas de autosuficiencia energética (paneles termosolares) hace que las casas VP estén a la vanguardia de la construcción moderna.

energia ByN

Economía

monedas-ahorro

La tecnología actual permite construir viviendas que muestran el espíritu de nuestro tiempo, incorporan la más moderna capacidad constructiva, usando nuevos materiales (que aportan innumerables ventajas y garantías), muestran un mayor y racional respeto a nuestro medio ambiente, y ofrecen un mejor confort, control térmico y bioclimático.

El sistema VP pretende que haya un equilibrio entre calidad y precio, y que todas las personas que quieran una vivienda VP puedan pagarla sin que ello suponga “hipotecar su vida”.

Y claro, ¿cómo conseguimos que la calidad no esté reñida con la economía?, es muy sencillo. La incorporación de procesos industriales en la fabricación, elimina todos los irracionales procesos artesanales que encarecen los costes por el empleo de mano de obra no cualificada, manteniendo en los procesos de fabricación y montaje los costes de los procesos manuales estrictamente necesarios.

Montaje

Todos los elementos se fabrican con todas las garantías de un proceso industrial altamente controlado.

Las piezas se montan en el lugar elegido con extrema rapidez y facilidad.

Una vez transportados los muros de hormigón en góndolas y/o camiones de gran tonelaje al lugar de la instalación, los muros se colocan mediante grúas de alta precisión.

El montaje de los muros se realiza en un plazo record normalmente en uno o dos días, llegando a tener una vivienda VP “llave en mano” en un plazo de de entre 2 y 4 meses, totalmente rematada.
Éste periodo mediante la construcción tradicional es impensable, pero la construcción de viviendas con el sistema VP rompe los moldes establecidos.

 

montaje paneles hormigón prefabricado

Medio ambiente

paneles solares casa prefabricada

Al llevar el producto terminado a pie de obra se produce un ahorro en el consumo de energía respecto a la edificación convencional, y un mayor y mejor control de los residuos generados durante la construcción, lo que favorece el mantenimiento de los entornos naturales, permitiendo una mayor integración de las viviendas.

VP es una vivienda que te da una relación fluida con el exterior y con la naturaleza, integrando e incorporando las sensaciones que nos gustan de la arquitectura tradicional, con la intensidad de un material firme, durable y con las máximas prestaciones.

Más información sobre cómo están hechas nuestras casas en la memoria de calidades.

¿Quieres saber más sobre el sistema constructivo VP

¿quieres un presupuesto?

Te ha parecido util? - Haz click para puntuar!
[Votos: 4 - Puntuación Media: 5]